Ser Mapuche no necesita de un “mapuchómetro”

pueblo mapuche
Una canción de Violeta Parra decía “Arauco tiene una pena que nadie la puede calmar, son injusticias de siglo que nadie ha querido remediar. Ya no son los españoles los que los hacen llorar. Hoy son los propios chilenos”.
Hoy un sociólogo estudioso de la materia indígena me envió un link de un diario importante de Chile, el mismo diario del cual el doctor Solar desplegó un histórico letrero mientras era estudiante en la Universidad Católica, en el que acusaba a ese diario de no decir la verdad, y cuyo dueño es protagonista de un documental poco feliz para chile, creo que se llama “El Diario de Agustín”.
En este hay una columna de un señor llamado Joaquín Fermandois, titulada “De qué deuda nos hablan”, donde de una manera sorprendente él muestra académicamente su vuelo intelectual a la altura del unto. Es lo que se logra apreciar por sus argumentos e interpretación de la realidad, en que agudamente termina justificando su análisis en Adán y Eva.
Pues bien, asegura que el pueblo mapuche no existe porque está mezclado y por lo tanto los criollos son más puros que los mapuche. Y hace una comparación con el pueblo judío para acreditar su tesis de kindergarder.
No quiero decepcionarlo, pero el pueblo mapuche existe, para su sorpresa, y nunca dejará de existir mientras estemos aquí, porque el ser mapuche no necesita de un “mapuchometro” que algún “huinca analfabeto” quiera inventar para probar nuestra pureza. Si quiere una caricatura del mapuche, puede buscarla en un Icarito; si quiere un mapuche de hace mil años, puede ir a un museo; pero si quiere ver un mapuche de hoy, tiene que comprarse lentes sin discriminación racial. Y al parecer no están a la venta para los hijos chicos de la discriminación.
El mapuche de hoy es quien asume su condición histórica de defensor de su pueblo en el mundo de hoy, que tiene pertenecía étnica e identidad cultural que le hacen asumir su condición de conciencia de pueblo. Mientras eso no muera, nuestro pueblo jamás morirá.
Su teoría de nacionalista de la pureza racial ya fue derrotada junto con Hitler. Hoy no existe raza aria y pura como él lo quiere hacer ver. Y su comparación con los hebreos es menos seria aún, ya que los judíos son judío alemanes, judío españoles, bajos morenos o rubios y de ojos azules o verdes. Son judíos igual y pertenecen a un solo pueblo, porque reconocen su origen en común, que es el de descender de Abraham, lo que les hace asumir su conciencia de pueblo nación.
Por eso todos los mapuche, independiente de dónde estén, independiente del color de sus ojos o pelo, pertenecen a la misma Ñuke Mapu (madre tierra), un mismo tugun (territorio de origen) y cupalme (linaje) y inevitablemente sentimos que el espíritu indomable de nuestros antepasado esta aquí con nosotros.
Fuente: El Ciudadano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com